Esos raros comportamientos nuevos

Otra vez con Facebook… Es que ¡esta red da para todo! En estos últimos días estuvo circulando una noticia sobre el robo de un control remoto de un implante coclear. La noticia era cierta, pero sucedió en la ciudad de Santa Rosa, en noviembre de 2013.

¿Porqué pasan estas cosas? Tengo varias hipótesis, que las comparto con ustedes.

facebook

Facebook por Master OSM

Hipo 1: Alguna persona bien intencionada encontró la noticia. Fue tal el shock que sintió por el robo que no se fijó muy bien en la fecha, pero pensó -con razón- que el llamado a la solidaridad era importante. Entonces actuó, posteando la noticia.

Hipo 2: Alguien -ya no tan bien intencionado- encontró la noticia y pensó lo siguiente “Esto puede darme notoriedad“:  a mí, a mi página, a mi comunidad o a lo que fuere. No prestó atención a fechas y datos y largó la noticia igual.

Hipo 3: Alguien, con toda la intención y no muy buena, decidió que quería ver como se vuelve viral una noticia. A sabiendas de que era una noticia antigua, la largaron a la red y dale que va! Una gran cantidad de ingenuos compartimos la nota en pro de la solidaridad-sí, me sumo porque la compartí, luego la eliminé-

compartir

Share coputer key por Emilio Quintana

 

¿Qué quiere decir que algo se vuelva viral en la red?

Pongamos un ejemplo. Nos llega, de parte de un amigo, un video que nos resulta muy gracioso; por lo general suelen involucrar gatos o perros. Como me divertí mucho, lo comparto con mis amigos que también se reirán y lo seguirán compartiendo. Rebotando de esta manera, el video adquiere popularidad.

Poniéndonos más científicos podemos decir que es la capacidad que tiene un archivo (foto, texto, audiovisual) para ser compartido de forma masiva en Internet.

hashtag

Fotografía: Ognian Mladenov

Esto, en sí, no tiene nada de malo, de hecho: si nos hemos reído hasta cansarnos con el video, qué mejor que compartirlo con amigos!!! Es una forma de compartir alegría.

Desde mi punto de vista, el problema está en la ética de las personas. Si le piden un par de datos a san Google, van a encontrar 150 millones de post sobre recomendaciones de cómo hacer viral un archivo. Entre ellas, que sea:

  • divertido
  • reflexivo, que  nos invite a pensar
  • difícil de creer (si es demasiado difícil quizás deberíamos chequear la información)
  • provocativo (¡ojo al parche! Puede ser provocativo desde el intelecto, o desde la emoción. Hay quienes intentan sacudirnos para que reaccionemos… Pueden ser trolls)
  • apelar a las emociones

Apelar a las emociones me parece la más significativa. Porque hay quienes hacen foco sobre esta estrategia, a veces, traicionando la buena fe de los usuarios.

Como medida recomendaría que: si una noticia te produce demasiada indignación, pavor, conmoción o te angustia de alguna manera, te fijes si es verdad. Puede ser tan solo una mala jugada. 

Sí, seguro que estás pensando lo mismo que yo: “¿Ahora también tengo que “controlar” las cosas que comparto???“. Hay otra alternativa: “En mi biografía posteo lo que quiero y si no te gusta: ignorálo.” También es válido así que: ¡A disfrutar de la red!

 

Si te gustó el post: ¡Compartilo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s