No caer en la tentación

Cuando recorremos la red buscando temas específicos, solemos encontrarnos con libros para descargar a cambio de suscribirnos a un blog o un sitio. Hay que fijarse cuando caer en la tentación.

¿Porqué no suscribirme? No hay nada malo en suscribirse a un sitio web. Al contrario, si nos gusta el contenido, la forma en que está escrito; suscribirnos es una excelente elección.

Con lo que no estoy totalmente de acuerdo es con hacerlo cuando esperamos alguna cosa a cambio, como por ejemplo, un e-book.

Yo lo he hecho y debo ser justa: hay muchas personas que son honestas con lo que proponen. He conseguido de esta manera excelentes materiales. Y por supuesto, sigo recibiéndolos desde su newsletter.

sus

Suscribe por Carrie Baughcum

Pero también los hay del otro tipo, los que prometen el oro y el moro y el resultado es una moneda de bronce y con suerte algún párrafo del Corán (por el moro lo digo). Uno queda con una profunda sensación de haber sido engañado. Y cuando llevamos un tiempo dando vueltas por la web, nos sentimos unos soberanos idiotas; estupefactos pensando en ¿Cómo me pudo pasar?. Pero nos pasa.

¿Cómo reconocer cuando sí y cuando no? La respuesta que he encontrado es fijarse en el ego del bloguero. Sí, sé que parece medio loco, y descolgado, una trasnochada barata de martes.  Pero ni tanto…

socialmedia

Blog Hub and Spoke Model for Social Media Marketing

Hay estilos de escribir, hay formas de escritura que nos permiten imaginar al que está del otro lado de la pantalla. También contamos con fotos, y sin caer en el cliché de una foto vale más que mil palabras, conviene fijarnos. Los seres humanos somos más intuitivos de lo que realmente pensamos. Y después está la propaganda que se hace de uno mismo, algunos son modestos, felices, exultantes; mientras que otros son empalagosos, remilgados, les falta describirse como semidioses del un Olimpo digital. Con estos hay que tener ojito.

¿Y si no estoy seguro? Personalmente recurro a los comentarios, me fijo si contestan el más simple y cómo lo hacen. Si hay alguno sin contestar, eso me da la pauta de la importancia que le da a sus lectores.

Por último, no voy a poner en discusión la ética de las personas que recurren al artilugio de prometer oro y dar bronce para promocionarse. No soy quién para juzgar; pero no cuesta nada ser honesto.

Aclarar “si te suscribís te paso una porción de torta, pero no el pastel completo”. No pasa nada y los usuarios caminan sobre seguro. 

Si te gustó el post: Compartílo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s